La mala imagen de la comunidad LGBT

Se dice que el pasar de los años hace más tolerante a la sociedad, y no podría estar más en descuerdo. No es que es que la tolerancia sea imposible, sino que sería un error el decir que es la única razón por la que las cosas cambian. Lo que pasa es que como sociedad, se imponen valores aceptables, lo que sí está permitido ver y lo que no. Y aunque hoy en día, hay una creciente “tolerancia” sobre la comunidad LGBT, ha sido de una manera un tanto tóxica.

¿A que nos referimos con esto? Te preguntarás, pues bueno, hablo sobre la representación que se les ha dado en los medios, ¿pero no es lo que querían? Dirán unos. Sí, pero ha sido de un modo dañino pues la manera en que aparecen en shows o son representados da una imagen errónea, incluso hasta estereotipos de que es pertenecer a la comunidad LGBT cuando no podría estar más alejado de la realidad. Y aquí está el problema: esto se perpetúa dentro de la misma comunidad. En otro artículo ya hablamos sobre el machismo que hay entre las parejas homosexuales. El cómo se ha creado una intercultural dentro de la comunidad de cómo se deben comportar o aparentar con el propósito de ser aceptado.




Sí, es más común ver personajes o famosos que se han revelado como integrantes de la comunidad LGTB, pero no han sido más que movimientos estratégicos con tal de atraer más público. Esto no estaría mal, si no fuera que pintan a las personas LGBT de una manera en que solo se muestran en situaciones sexuales. Y no se trata de no ser tolerante con este tipo de cosas, pero más bien de esa mala imagen de que solo en esas situaciones es cuando se puede reconocer a una pareja homosexual/lesbiana, etc.

Incluso entre los mismos movimientos como los desfiles de orgullo gay, todo está sexualizado a más no poder. Esto no solo daña la imagen actual sino que tiene un impacto en generaciones más jóvenes que pertenecen a esta comunidad. Con la imagen de que todos los que pertenecen a esta comunidad solo tienen pensamientos sexuales o que todo es entorno a encuentros de índole sexual, el miedo comienza a crecer. Con esta imagen o más bien estereotipo que se tiene, dudo mucho que un padre acepte tan fácil si tienen hijos en esta comunidad, cuando hay esta creencia de que todos son predadores.




Es algo contradictorio, se ha pedido más representación con tal de que se normalice, pero quizás este causando más estragos que creando tolerancia. Los medios deberían representarnos de manera más normal, situaciones cotidianas de modo que los integrantes de esta comunidad se vean como lo que son, personas, y no como gente con solo pensamientos promiscuos en la cabeza.

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, déjame tus comentarios abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *