Cuando el cansancio mental se convierte en padecimiento.

¿Has escuchado del síndrome del quemado? Las personas que trabajan actualmente y  también en los viejos tiempos, se carga con mucho agotamiento, y no solo físico, sino también psicológico. De hecho es un padecimiento que muchas personas no saben que lo tienen.

Estar quemado de manera emocional significa que te quedaste sin fuerzas. Cuando vives de manera monótona, sin pensar mucho en las cosas, sin sentirlas tampoco, como si todo lo hicieras por obligación. La fatiga que tienes de manera emocional no te permite avanzar en los demás aspectos de tu vida.

¿Por qué surge y como me doy cuenta?

Un adulto puede estar emocionalmente quemado por el pasado familiar. Al tener una familia disfuncional, la persona tuvo que haber usado mucha de su energía mental así como física, para entender y procesar su ambiente familiar, y enfrentarlo también genera un desgaste. Te puedes dar cuenta, si tu cansancio no se recupera después de haber descansado, y es porque el cansancio emocional pesa más o igual que el físico.




Te deja de importar lo que dices o haces, estar quemado emocionalmente, hace que te bloquees y que digas que nada te importa, pero tal vez si te importa, solo que estas agotado que ni siquiera quieres intentarlo. También te sientes inútil, que crees que esforzarte no vale la pena porque nada cambiará.

 Si te sientes identificado con alguna de estas características, recuerda que puede pasarle a cualquiera ya que el cansancio emocional esta a la orden del día, y aun mas con los tiempos que corren. Acepta que puedes cansarte y que no eres un ser que hace muchas cosas a la vez, tienes el derecho de estar cansado, pero también está el deber de no permitir llegar hasta tener el síndrome del quemado.

Cuídate, cuida tu sueño, tu cuerpo, haz ejercicio. El cardio es bueno para reanimarte, haz ejercicios de respiración y también habla con alguien. Es normal sentirse de esta manera, y más cuando te das cuenta de la realidad de tu entorno. Personas llegan a este estado porque se exigen demasiado o se exigen que deben ser fuertes ante cualquier situación. Permítete respirar y descansar realmente.

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, déjame tus comentarios abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *